Tu primera visita

En la primera, el único coste que habrá será tu tiempo y el nuestro.

En ella valoraremos el estado de tus dientes, escucharemos tus necesidades y expectativas, para poder brindarte el mejor plan de tratamiento.

Probablemente llevas mucho tiempo pensando en acudir al dentista para mejorar tu sonrisa, pero siempre lo acabas posponiendo. Sabemos que cuesta mucho tomar la decisión, influyen muchos factores, como puede ser la falta de tiempo, el miedo al dolor, el coste económico…

Pero te damos nuestra palabra de que cuando te decidas no te arrepentirás.

Toda sonrisa es producto de otra sonrisa

Un adulto sonríe de media unas 20 veces al día, mientras que un niño sonríe unas 400 veces. Nos negamos a que pierdas esa costumbre y queremos que si alguien te sonríe, te contagie y le devuelvas el gesto sin complejos.